Pescador


Inicio
Editorial
Reportajes y Artículos
Moscas
Entomología
Fotografía de Pesca
Enlaces
Contacto

Salmón Rey a Chernobyl Ant?
Debido a que la temporada de pesca se acerca a su fin y en vista a los numerosos comentarios de otros pescadores en cuanto al espectáculo que los Salmones Chinook están dando en los ríos cercanos al estuario de Reloncaví, decidimos con mi amigo y eterno compañero de pesca Matías, ir al río Petrohué a probar suerte y así comprobar si efectivamente aquellos peces eran tan poderosos como otras personas lo decían.






En un comienzo coordinamos con un lugareño, para bajar embarcados pescando el río Petrohué, sin embargo y luego de mas de 5 horas de travesía sin pescar absolutamente nada (una experiencia que por lo demás no se debe dejar de realizar por las características geográficas del lugar), decidimos cambiar el río e ir a un afluente de este, el Río Hueño Hueño.

A nuestra llegada nos pareció un tanto impactante ver la cantidad de vehículos estacionados a la orilla del puente, claro aquellas bestias (Chinook) se encontraban rondando en la totalidad del río, no obstante lo anterior, nos preparamos en cuanto a la indumentaria y psicológicamente para comenzar nuestra aventura río arriba.

Comenzó nuestra caminata y no hizo falta caminar mucho para encontrar los primeros pescadores, que más que pescadores parecía un paseo familiar puesto que estaba toda la familia apreciando el espectáculo natural que esas criaturas nos entregan.
Pese a nuestra experiencia no nos dejo de impresionar como aquellos peces van río arriba con el único propósito de cumplir su ciclo natural, sin importar la forma y las consecuencias de ese viaje.

En vista que se podía apreciar mucha vida en el río, decidí tomar la caña de mi compañero con el fin de “probarla” y comencé con una línea floating, un tippet 0X y amarrada a este una Chernobyl Ant (negra con naranjo) que se encontraba ya un poco a mal traer por otras pescas.

Debido a las características de esta mosca, la que entrega excelentes resultados en lugares con bastante vegetación, le comente a Matías, mi compañero, que iba a presentar la mosca cerca de unos junquillos, fueron cuatro intentos en vano, luego de estos, moví la mosca unos metros.

No hice más que presentar la mosca en este nuevo lugar, cuando una bestia tomó rápidamente tomó la Chernobyl. Acción de la cual deduzco que al ver el Chernobyl en superficie, para el salmón era una amenaza inminente para sus ovas, ya que subió a tomarlo como una trucha, algo totalmente inédito para una jornada cualquiera de pesca.



Para que describir la fuerza y emoción que esto provoco, puesto que mas que una pesca importante había roto un mito que “El Chinook no picaba con mosca”. Fue una pelea de más de 25 minutos, incluso por un momento solicite ayuda puesto que la fuerza que esta bestia generaba hizo que mis brazos pronto se cansaran por lo que Matías debió ayudarme por un par de minutos.

Llego el momento en que se rindió y por fin mostró sus características en la superficie, efectivamente, era un ejemplar Macho, cercano a los 10 Kg. Pudimos sacarlo a la orilla con grandes esfuerzos (ya que ante nuestra presencia este corría río abajo), sacar un par de fotos, darnos un abrazo y luego realizar los mas lindo de todo, liberar a este ejemplar con el fin que pudiera cumplir con su ciclo de vida.



En resumen una experiencia inolvidable y creo que será sumamente difícil de volver a repetir, sin embargo la gente demencial hizo que nuestra linda aventura tuviera un sabor amargo puesto que anteriormente habíamos presenciado la muerte no natural de otros varios ejemplares.

La receta:

1 Una caña Orvis # 7
1 Línea de superficie
1 Tippet 0 X
1 Chernobyl Ant negro-naranjo
1 Importante cuota de suerte.


www.Pescador.cl