Pescador


Inicio
Editorial
Reportajes y Artículos
Moscas
Entomología
Fotografía de Pesca
Enlaces
Contacto

El río correntoso
Este río va desde el Lago Correntoso hacia el Lago Nahuel Huapi, destacándose por ser uno de los ríos más cortos del mundo, con entre 200 y 300 m de longitud (dependiendo de la altura de los lagos).. Nace en el Lago Correntoso y tras un corto recorrido deposita sus aguas en la costa norte del Lago Nahuel Huapi. La desembocadura de éste río ha ganado un reconocimiento especial por ser el lugar donde se obtuvo el record mundial de trucha marrón con 16,900 Kg.



Para obtener un mejor resultado dicen que es preferible pescar a principio de temporada, tras el desove, pero nosotros decidimos pescarlo a finales de la misma, durante el transcurso del mes de mayo, con muchas ganas y entusiasmo, ya que ésta era la primera vez que íbamos a hacerlo.

El río se encontraba con poco caudal de agua y se lo podía cruzar vadeando. Y por estas condiciones no había muchos interesados en pescarlo.

Es así que tomé la iniciativa de incursionar por éstas aguas y probar suerte junto con mi cuñado y gran amigo Santiago Cendra, e incentivado por Enrique San Martín, cuya experiencia tras lograr una excelente captura en este río, ayudó a que tomara mi decisión.



Con respecto a las moscas que utilizamos, también optamos por las no convencionales “aptas” para éste lugar, y aquí intervino Enrique, quien compartió la receta de su exitoso pique ayudado por un ejemplar hecho con pelo de ciervo y cuerpo rojo, de la que desconozco su nombre pero con su formato pude imitarla lo mejor que pude y la cual me dio el placer de obtener varios buenos especímenes.



Tras el correr de las semanas, comencé a interesarme cada vez más en pescar esta desembocadura, que además, es uno de los pocos lugares habilitados que quedan a la fecha. Más allá de esto, mi interés creció debido a las precipitaciones y nevadas en las altas cumbres, ya que gracias a las mismas el caudal de las aguas comienza a crecer.
Para este momento, después de un llamado telefónico a mi amigo y compañero de pesca Colo Dezurko, me hizo la recomendación de utilizar una mosca realizada con cuerpo naranja y patas de goma, para resultarles llamativas a las truchas y con la cual él ya había obtenido buenos resultados durante sus madrugadas de pesca.

Por dicho comentario, antes de emprender camino hacia una nueva jornada, atamos dichas moscas, junto a mi cuñado, para luego sí, retomar camino hacia esas costas. Fue en ese mismo día que las truchas no tardaron en comenzar a picar con dicha imitación.
A partir de ese momento y hasta hoy pude tener la fortuna de obtener buenos ejemplares con la mencionada mosca y algunas variantes que, como ya dijimos al comienzo, fueron inusuales para este río.



Pero a partir de ahora también tuve, gracias a lo vivido, la suerte de darme cuenta de tener un lugar tan espectacular a una distancia tan corta y culminar esta temporada sabiendo lo que se puede obtener en el mismo y teniendo la expectativa de poder disfrutarlo en su totalidad en las próximas temporadas de pesca.


www.Pescador.cl