Pescador


Inicio
Editorial
Reportajes y Artículos
Moscas
Entomología
Fotografía de Pesca
Enlaces
Contacto

Como Atar una mosca pequeña
Imagine que está vadeando un río y  nota que en su entrada hay una trucha tomando insectos en superficie. No hay insectos volando y no podemos distinguir que tipo de insecto está tomando la trucha. Abre su caja de moscas y comienza a probar con cada uno de sus patrones favoritos. Pero solamente logra que la trucha suba a “ver” su mosca y rechazarla. Esta experiencia, puede ser una “tortura” para los pescadores principiantes, mientras que para los más avanzados es siempre una oportunidad para medir sus habilidades.




La explicación es difícil de determinar en abstracto. Por el contrario, observar el río detenidamente, buscar bajo las piedras, medir la temperatura del agua, y observar los árboles cercanos (en búsqueda de insectos) nos permitirá tener una idea de los insectos que hay en el río y cual de estos pueden estar en etapa adulta o emergente, para escoger el patrón indicado. Eso es algo que todos los pescadores debemos hacer para la mejor pesca: integrarnos a nuestro entorno.

Pero no obstante esos elementos, es posible en abstracto hacer un análisis basado la experiencia en este tipo de casos, que lo ayudará a mejorar las posibilidades de captar esa trucha esquiva. En mi opinión la trucha no tomó su mosca –entre otros- por los siguientes factores: i) El insecto que estaba tomando esa trucha en superficie era de una especie diferente a la que mi mosca intenta imitar; ii) El tamaño de la mosca era mayor al de los insectos del río o; iii) simplemente el líder era más corto o grueso de lo que la situación de claridad del río requiere.

A la primera pregunta, la respuesta abarca un conocimiento de entomología acabado que escapa del objetivo de este artículo. La tercera pregunta es fácilmente comprobable, recomiendo para los casos en que pescamos a vista, utilizar líderes largos, entre 9 y 12 pies y terminar en un 5x o 6x. Pero es la segunda interrogante la que me interesa abarcar. Truchas que se han mostrado selectivas tomando anzuelos #12 o #14, han sido tentadas por las mismos patrones en tamaños #16, #18 o #20.
La razón principal de este fenómeno tiene que ver con que si bien los principales insectos que pescamos en superficie en nuestro país son de la orden de las ephemeropteras y tricopteros (mayflies y caddis) y pueden alcanzar en algunos casos tamaños cercanos a los 2 o 3 centímetros, la gran mayoría de ellos no sobrepasa el centímetro. Por ello es que muchas veces, aún estando en presencia de “hatches” de especies de caddis o mayflies que son de tamaño equivalente a anzuelos 12 o 14, pueden eclosionar simultáneamente insectos del mismo género pero diferente subgénero o de otra especie diferente que sean de menor tamaño. Suele suceder que hayan “hatches” de caddis y midges en forma simultánea e intentemos pescar con caddis, cuando el número de dípteros por caddis es de 10 a 1, y por ser más imperceptibles no las ocupemos y no logremos el pique esperado.

Lo anterior me ha hecho pescar los últimos años con moscas pequeñas, mejorando considerablemente la cantidad de capturas en ocasiones de selectividad. Pero como todo, pescar con moscas pequeñas no garantiza un éxito absoluto, ya que hay diversas variables entomológicas que influyen. Pero intégrelo a su tipo de pesca y será una ayuda en esos difíciles días de pesca.

II. Como atar una mosca pequeña.
La respuesta podría ser simple. Hacer lo mismo que uno hace para moscas grandes pero en un anzuelo de menor tamaño. Y no se equivoca al pensar esto. Pero atar moscas pequeñas es un poco más que eso. No sólo por que se requiere una mejor vista, más práctica y dedicación, sino que hay que aplicar con mayor rigurosidad ciertas técnicas de atado. Dos elementos son los fundamentales para lograr un buen atado de estos patrones. A saber:

1º Adecuadas proporciones.
Con proporción nos referimos a la correspondencia debida de las partes de una mosca. Así como los insectos reales tienen la zona de la cola más larga que las alas, lo mismo debemos repetir en nuestra mosca. Cuando atamos moscas grandes, por el tamaño de los anzuelos, podemos errar en algunos milímetros. En el caso de moscas 16, 18 y 20, un par de milímetros demás provocarían que nuestra mosca pierda toda proporción.
Respetando las proporciones de la mosca, atar una mosca 18 o 20, es tan simple como atar una mosca en tamaño 10 o 12.

2º Los materiales de atado deben ser de buena calidad y proporcionales al tamaño de la mosca.
Cuando atamos moscas de tamaños grandes podemos darnos el lujo de usar materiales alternativos (algo que personalmente hago muy seguido), pero en el caso de las moscas pequeñas, debemos tener los materiales indicados. Por materiales indicados me refiero básicamente a dos cosas:
i) Las herramientas de atado deben ser las indicadas. Hay que tener un emparejador de pelos para pelos pequeños y una prensa cuya forma sea apta para atar moscas de esos tamaños y;
ii) Debemos tener los materiales de atado indicados. Hay que tener el hilo correcto 8/0, los anzuelos del tamaño adecuado,y afilados químicamente y un hackle de excelente calidad. Y es este el punto de mayor importancia desde mi punto de vista para el atado de moscas secas, ya que un buen hackle y del tamaño indicado hará que nuestra mosca flote de la forma adecuada y caiga de la manera correcta en el agua. Personalmente utilizo los hackles Whiting bronze. Existen tres grados (gold, silver, bronze), pero la calidad del bronze el suficiente para el atado de todo tipo de moscas secas y económico para la cantidad y calidad de moscas que se hacen con uno de esos.

3. Patrones de moscas pequeñas.

En este artículo mostraré el atado de tres moscas. La ROYAL WULFF, la HUMPY, ambas atadas en anzuelo Nº 18 y la GRIFFITH’S GNAT, atada en anzuelo Nº 20.
Escogí estas moscas por su efectividad, por que las dos primeras son moscas atractoras y se han convertido en mis favoritas, logrando piques cuando muchas otras moscas no lo han logrado. A lo largo de mis 12 años de pesca estas moscas se han convertido tanto en mis patrones de búsqueda como en los patrones que logran tentar a las truchas cuando no toman nada. Respecto del tercer patrón es para mi el “díptero” (midge) en superficie más efectivo y una de las moscas más fáciles de atar, incluso en tamaños pequeños.

Breve reseña de cada una de estas moscas.

a) FOAM BACK  HUMPY. 

Esta mosca nace como una variación de la mosca “Horner Deer Fly” creada por Jack Horner, creada en 1940. Fueron traídas a Montana desde San Francisco por Pat and Sig Barnes, quienes impresionado por lo efectivo de la mosca comenzaron a venderlo en Montana fly shop. Por su gran durabilidad y flotación esta mosca fue tomando variadas formas hasta la que hoy conocemos.

ir a enlace con esta sesion de atado, CLICK AQUI


b) ROYAL WULFF :


Esta mosca fue creada por Lee Wulff, quien es uno de los grandes pescadores con mosca de la historia. Pescador, fotografo, creó y perfeccionó técnicas de lanzamiento y atado. Creo un estilo de moscas llamado “Wulff flies” características por sus alas en forma de “V”. De estas moscas la más usada en la actualidad es la “Royal Wulff”, atada por primera vez en 1930.

Ir a enlace con esta sesion de atado, CLICK AQUÍ


c) GRIFFITH’S GNAT.

Patrón creado por George Grifiith, ha sido reconocido como uno de los patrones de mayor efectividad para la imitación de midges. De gran flotabilidad y duración.

Ir a enlace con sesion de atado paso a paso Click aqui.




www.Pescador.cl