Pescador


Inicio
Editorial
Reportajes y Artículos
Moscas
Entomología
Fotografía de Pesca
Enlaces
Contacto

Mi Pasión por la Madera
Antes que nada quiero agradecer esta oportunidad de poder comunicarme con los pescadores chilenos, tierra que he visitado varias veces caña en mano y nunca he vuelto defraudado. Sus ríos y calidad de pesca ponen a Chile hoy dentro de los destinos de pesca del mundo en un lugar muy destacado. Tengo 57 años y pesco desde los 6, el flycasting llegó a eso de los 15/16 y desde ese momento ha sido una forma de vida para mí.



Entrevista a Marcelo Calviello
RodMaker
Artista en Bamboo.




 - ¿Como te iniciaste en la construcción de las cañas de Bamboo, cuánto tiempo y por qué haces cañas?

Cuando me inicié lo hice casteando cañas de bamboo. Mi primera caña de mosca fue una caña de bamboo… luego llegaron las de fibra de vidrio y más tarde las de fibra de carbono, pero ninguna logró sorprenderme como para dejar de usar mis “maderas” y desde ese momento comenzó lo que yo llamo “Mi pasión por la madera”.

Durante toda mi primera etapa de pescador siempre me gustó conocer cañas de distintos rodmakers de todo el mundo. Con los años esto se transformó en casi una obsesión y me convertí en coleccionista. Llegué a tener más de 60 cañas de los constructores más prestigiosos del mundo y es aquí donde todo comenzó.

Aprendí a destacar que era lo mejor de cada uno, sus acciones, sus maneras de trabajar la caña, sus métodos de terminación… Sin saberlo en ese momento estaba descubriendo lo que quería en una caña de bamboo, en una caña de pesca. Es que para mí una caña de bamboo antes que nada debe ser una herramienta de pesca… razón y propósito de su construcción y luego una objeto de arte. No me atrapa una caña que sólo sirve para estar colgada de la pared.

Nuestra Patagonia, en Argentina es un lugar en el que muchas veces debemos luchar contra las vicisitudes e inclemencias del tiempo, sobre todo sus fuertes vientos. Recuerdo que había cañas dentro de mi colección que debía castear durante días hasta encontrar su “timing” y poder castear con comodidad. Esto debido a que la mayoría eran cañas antiguas y creadas para otro tipo de pesca. Muchas cañas incluso algunas construidas actualmente están basadas en “tapers” de constructores muy famosos pero que hoy están totalmente desactualizados. Son cañas extremadamente lentas, al menor indicio de viento hay que guardarlas y lo que debería ser un placer se transforma en una tortura.

Cuando me preguntan cuándo comencé a construir cañas de bamboo siempre contesto lo mismo: “Hace mas de 40 años porque durante ese tiempo… aprendí sobre ellas, las conocí, las pesqué, las tuve y descubrí exactamente que buscar en una caña de bamboo. Comencé tímidamente y como hobby a construir los elementos necesarios para la construcción que no son pocos y que aquí en mi país eran imposibles de conseguir.

Me llevó casi un mes limando a mano dos barras de acero la construcción de mi primer “planing form” (es la herramienta donde se le da forma a cada una de las varillas que forman una caña). Si alguien construye su Planing Form, puede construir una caña.















Muchas herramiente que actualmente utilizo son totalmente caseras y fueron hechas en mi primera etapa. Hago cañas porque es una pasión para mí. Cada una tiene su historia de construcción y tendrá sus historias de pesca, para eso las hago… y me emociona cada vez que recibo relatos de sus dueños o fotos de ellas pescando.






- Que diferencia tiene un a caña de bamboo?

Para comenzar a contestar la pregunta podría decirte que antes de las fibras sintéticas todo se pescaba con bamboo. Cuando digo todo, es todo truchas, salmones, bass, atunes y hasta pez vela. Actualmente las cañas de bamboo superan a sus antecesoras porque los materiales han cambiado, los pegamentos, los barnices y algunos procesos de construcción.
Para mí una caña de bamboo es una verdadera continuación del brazo. Es una vara que tiene personalidad ya ninguna caña es exactamente igual a otra aunque compartan el mismo “taper” (diseño) eso se debe a que cada una surge de una caña individual que es única. Esta es una de las razones por las que una caña de bamboo generalmente se hace con dos punteras exactamente iguales.

La belleza de una caña de bamboo es indescriptible. La nobleza de la madera sus nudos, sus colores nos encuentran a veces admirándolas mientras pescamos y ensimismados tratando de descubrir sus secretos. Tanto es así que muchas veces durante el invierno, abrimos los tubos sólo para verlas… sólo para volver a sentir su particular aroma a madera. Cuántas veces han hecho esto con sus cañas de grafito, la verdad yo tengo varias pero tendría que buscarlas para saber en que lugar de la casa están… Ojo no tengo nada en contra de las cañas de otros materiales y respeto mucho a quienes las usan, pero la verdad no disfruto pescar con ellas, no puedo encontrar esa unión particular que tengo con “mis maderas”.

Cada una de ellas tiene su historia, compartimos recuerdos, tiene su personalidad… tanto que con el tiempo aprendemos uno del otro y se vuelven parte de nosotros.

Con respecto a la parte técnica, el castear con una caña de bamboo es una experiencia difícil de explicar, es una baile donde sabemos perfectamente que esperar de nuestra compañera antes de que suceda. Así de fuerte es la unión que se produce. Siempre digo que cuando me ha tocado pescar con grafito siempre necesito pescar para que mi día sea completo. Con una caña de bamboo pueden pasar días sin tener contacto con un pez y no dejar de disfrutar mis días intensamente.

Una de las particularidades de una caña de bamboo es que nos da tiempos… éstos tiempos nos permiten descubrir e introducirnos dentro del entorno que estamos invadiendo como un ser más… de manera natural, con una parte de naturaleza en nuestras manos.
Nada defiende un tippet de 6, 7 u 8x como una caña de bamboo, el que ha pescado esos tippets con grafito lo sabe muy bien. Nada transmite lo que está haciendo el pez durante la pelea como “la madera”…

Siguiendo con la parte técnica lo que me ha ayudado a separarme de los demás constructores de cañas de bamboo fue el diseño de mis enchufes “BOBFS” (Bamboo on Bamboo Ferrules System) esto ha sido un antes y un después en mi historia como rodmaker. Los BOBFS han sido considerados por importantes personas del mundo del bamboo como la revolución más importante de los últimos 50 años en el rodmaking.

En realidad siempre comento que no he descubierto ninguna genialidad. Soy muy observador y lo que hice fue transladar la tecnologíaa aplicada a la construcción de cañas de fibra de vidrio o de carbono al bamboo. Si la gente del grafito utiliza enchufes de grafito, porque será? Esa es la pregunta que me hice y de inmediato comencé a investigar y a realizar test hasta que los BOBFS fueron el resultado.

Nunca más volví a utilizar una caña que no los tuviera, porque el cambio de acción es radical. Una de mis cañas de 2 tramos, con los BOBFS se siente como una caña enteriza, no hay pérdida de transferencia de poder entre un tramo y el otro. Nada interrumpe la acción entre el “butt “ y la puntera de la caña.
Lo BOBFS, en mi caso fueron una camino sin retorno… había descubierto mágicamente lo que tardé tantos años en encontrar. Otra de las diferencias que puedo destacar con respecto mis cañas de bamboo es que utilizo bamboo autóctono para su construcción, éste bamboo lo selecciono directamente de la plantación y esto me permite cortar sólo las cañas que me sirven, las que tengan sólo las características que el tiempo me enseñó a descubrir.

El hecho de utilizar mi bamboo y mis BOBFS me obligó a diseñar todos mis “tapers” desde cero, y eso me separa de muchos rodmakers actuales que reproducen cañas existentes.








Me podrías comentar de las cualidades técnicas de una caña de bamboo?

Bueno, creo que me adelanté un poco en mi anterior respuesta, aunque queda bastante por decir… La caña de bamboo por sus características es una caña que responde y transmite muy bien. Que quiero decir… es una caña que no es automática como el grafito, donde generalmente un cast es casi exacto al otro.

Con un mínimo movimiento podemos obtener diferencias grandes en el otro extremo de la línea. También el mismo material hace que las cañas largas, tan largas como 9’ o 10’ no sean necesarias, no sé muy bien como explicarlo pero por ejemplo para hacer un “mend” con una caña de 6’ ½ por ejemplo lo que hago es un pequeño roll y me evito andar con una 9’ entre los árboles.

La distancia… que tema éste… Muchas veces hablando con clientes les hago el siguiente comentario… Te gusta flotar ríos? Si se pesca mucho flotando, me contestan. Cuál es la técnica que generalmente utilizan? Y generalmente flotamos por el medio del río y tiramos hacia las costas… Muchos a esta altura ya se imaginan hacia donde voy… para que queremos tirar tan lejos si los peces están en las costas!!! Ay, ay, ay distancia, distancia, distancia y si mejor pensamos en presentación, presentación, presentación… ese es el secreto y aquí es donde una caña de bamboo es imbatible.

Nada presenta una mosca como una buena caña de madera y ahí reside el secreto de la pesca, observar e imitar al natural con la mejor presentación posible. Siguen pensando en distancia, ok de acuerdo… les gustaría tirar toda la línea con una caña de 7’ para línea #4, Ok señores es posible no es necesario pero les aseguro que podrán hacerlo si intiman con su caña de bamboo.
Sigo hablando de características existen cañas de bamboo y cañas de bamboo. Hay cañas de serie hechas a máquina PE. Winston, Orvis, T&T, Granger y muchas otras son cañas construidas en momentos en que el bamboo era el rey y no tenía competencia. Empresas que hacían excelentes cañas y miles por año.

También existen las hechas totalmente a mano, una por una, cuidando cada detalle entre estas destaco a Garrison, Guillum, las primeras Payne, Dickerson, etc. etc. Cada caña cuidada desde su corte hasta el último detalle de terminación.
En mi caso trabajo como el segundo grupo, no utilizo material eléctrico. Me gusta ir descubriendo el material con el que estoy trabajando, sentirlo. Siempre me gusta pensar que estoy devolviendo algo a la vida y disfruto sintiendo como va aceptando esa transformación.
Siempre escucho hablar de la época de oro del Bamboo en pasado… para mí la época del bamboo es hoy, repito por materiales, por pegamento, por barnices, por diseño… sólo algunos llegan a descubrirlo y para éstos “Bienvenidos al Club”.






- Como es la forma de pedido de una caña de bamboo?

No difiere mucho del pedido de cualquier otro tipo de caña.
Lo difícil es la decisión, es aceptar el cambio o vencer todos los prejuicios creados por un mundo donde el marketing reina y donde las grandes corporaciones destinan casi el 60 % del costo de sus productos no sólo en decir que son los mejores sino también en transmitir que cualquier otra opción es mala.

Pasó hasta con el bamboo, cuando se declara el embargo a China era casi imposible construir cañas de bamboo porque era imposible conseguir Tonkin. Sólo las grandes compañías tenían stock para soportar el embargo o conseguían algún sistema para burlarlo. Ellos se encargaron de difundir que si una caña no estaba hecha con Tonkin no servía, podrán imaginarse el porque. Con ésta campaña casi destruyeron 2 generaciones de rodmakers y dejaron la puerta abierta para los nuevos materiales.

Recuerdo que en mis comienzos era visto dentro del mundo del bamboo como al “Diablo”. Quién es este tipo que se anima a desafiar las tradiciones del rodmaking haciendo cañas con bamboo autóctono, con enchufes no tradicionales y con sus propios tapers. Me costó mucho superar éstos embates. Recuerdo que muchas de estas batallas se libraron en un Foro que reune a todos los fanáticos de bamboo del mundo. Hoy después de casi 12 años soy moderador de ese Foro y muy respetado por mis colegas.

Otra cosa que recuerdo y me llena de orgullo es que en mis comienzos, leí cuanta información sobre bamboo caía en mis manos. Uno de los libros que recuerdo con más cariño era “Classic Rods and Rodmakers” de Martin J. Keane.
Creo haber leido éste libro más de 1000 veces, me ayudó mucho a interpretar a cada constructor, sus ideas, sus manías y su pasión. Martín J. Keane aquel gurú que leí tantas veces durante mis primeros días fue mi agente en el mercado Americano durante varios años hasta su fallecimiento el año pasado.

Hoy otro gurú el Sr. Len Codella ex manager de la división de bamboo de Thomas & Thomas es mi agente en USA.

Nada fue fácil y en aceptar los cambios está el secreto. Creo que quien sienta el hormigueo y esté leyendo esta nota hasta éste punto, está listo para intentar con el bamboo, pero cuidado quiero prevenirlos ésta es una decisión sin retorno después no me digan que no saben dónde están sus cañas de grafito.

Siempre prefiero conversar un poco con quién va a pedir una caña, me gusta saber domo pesca, donde, que tipo de pesca hace y con esa excusa conocer un poco su personalidad y tratar de presentarle “una buena pareja”.


He aqui un video donde muestra el proceso de construcción de una caña de bamboo



Testimonio de las Cañas de Marcelo:

Marcelo querido : Eres genialmente creativo como para superar una enfermedad común a nuestros conciudadanos , EL MAL DE LAS LATITUDES , tienes uno de los mas notables reconocimientos que el mundo podría otorgarte Martin J.Keane ha elogiado tus OBRAS ,capaz de mencionarte a la par de los más importantes diseñadores del mundo , sorprenderse del tratamiento que en particular das a tus nudos , destacar como algo pocas veces visto el cuidado estético de tus cañas .Ser considerado por tus trabajos con los grandes LEONARD , THOMAS , PAYNE ,HAWES . Hoy LEN CODELLA sólo comercializa lo mejor del mundo entre ellas tus cañas ; pese a ello un humilde maestro de pesca ha sido distin guido para hablar de tus cañas . Quiero relatarte con simpleza el flajelo de esta enfermedad , el mundo de los mediocres son los que experimentan los mayores síntomas . CREER que todo lo originado en el norte de este paupérrimo planeta es lo máximo , pretendiendo reconocer que el acto creativo es propio de la especie al norte de Ecuador . Esta enfermedad solo se padece al sur del Ecuador . Los grandes destacan TUS OBRAS , nuestros convalecientes conciudadanos siempre miran mezquinamente nuestros propios logros .
. Que significa utilizar una de tus cañas , como explicarlo , de algo tan tosco como su materia prima llegar a la concreción de su espíritu , no el bambú sino el trabajo creativo para llegar a la síntesis , una de tus cañas no vuela la línea , la interpreta , es el vinculo de la obra , dar vida a lo que no lo posee . Detrás de un lanzamiento hay mística , la mosca llega al agua en una relación directa a tus sentimientos . Cuantas veces me escuchaste decir , mirale la cara a quien castea , de un rostro pétreo no nace esta relación , ese es el recurso de los que TIRAN , a veces tan , pero tan lejos que se olvidan de la realidad del río . Confunden la gracia de una caricia , con el resultado de una trompada. El susurro de una poesía con el grito de una tribuna . Es la SINTESIS , amalgamar tu arte , construir el mejor instrumento para que se transforme en la suma de sensaciones que se experimenta al pescar , ese goce interno e individual con que cada uno interpreta su melodía , su FELICIDAD . Como este simple tipo podría explicar que una buena caña se convierte en parte de uno mismo . Se expresa desde un componente ESTETICO , no desde un recurso tecnológico . Lo que la mayoría desconoce que lo estético ,no es perfección , es equilibrio , es armonía es originalidad y ese es el mérito del acto creativo y es totalmente diferente a creer que hay un solo parámetro para lograrlo . Cada uno de los grandes CREADORES aportaron lo suyo y lograron enriquecer sus obras . Pero vos lamentablemente creas en una latitud diferente , con materiales diferentes , como pretendés que una legión de imitadores te reconozcan como un creador .
No surgen tus cañas de un taller , supiste convertir ese espacio en un atelier , surgen creaciones únicas e irrepetibles y encima le pedís a tu amigo que explique que es una de tus cañas , el tipo más simple por estas tierras que sólo limitó su vida a tratar de que otros escuchen los mensajes del rio y de los seres que lo habitan porque de su comprensión nos sentimos felices , la intención es atrapar una trucha pero con el convencimiento de no apelar a un recurso muscular , una cuchara , un señuelo a veces lo logra , para muchos alcanza . No es mi caso , mi mosca no es un modelo es un simple alambre que convierto en algo vivo , en un engaño que no pesca en si mismo , sino consecuencia de la carga emotiva que con mis instrumentos pudiera transformar .
Los más notables interpretes buscan aquellos instrumentos reconocidos mundialmente como lo máximo , sus costos se jerarquizan permanentemente , son piezas únicas , unas que han trascendido entre centenares , tienen la infinita e irrepetible riqueza de su genio creativo . Yo apuesto a tus cañas solo si podes mantener ese acto creativo que las distingue y te estoy profundamente agradecido que permitieras desde mi humildad tratar de explicar que experimento con una de tus cañas , para la mayoría de los afectados por la enfermedad de las LATITUDES , mi opinión sería intrascendente .

Darío Pedemonte

www.dariopedemonte.com.ar
www.quilquihue.blogspot.com