Pescador


Inicio
Editorial
Reportajes y Artículos
Moscas
Entomología
Fotografía de Pesca
Enlaces
Contacto

Lucha de Titanes en el Río de los Bonus
Gianluigi, como su nombre lo delata, es italiano. Por cierto, uno de los mejores pescadores que he visto, con muy buena técnica y un excelente cast. El vino a pescar a la Patagonia Argentina, sus días no empezaron de la mejor manera, ya que a su arribo, el Río Gallegos debido a las lluvias que venían provocándose cerca de la cordillera, habían causado que este subiera su nivel y se enturbiara, entonces como alternativa el primer día nos fuimos a pescar Fontinalis, teniendo como resultado una entretenida jornada con varias capturas.



A la mañana siguiente muy temprano, al ver el Gallegos en casi iguales y malas condiciones, decidimos ir nuevamente a pescar fontinalis, pero en esta ocasión el destino fue el Río Chico Sur, donde logramos unas interesantes capturas de este hermoso ejemplar, al atardecer hicimos nuestra primera entrada Río Gallegos, pero no tuvimos el resultado que esperábamos, de hecho seguía malo el río.
Decidimos probar río arriba en el día siguiente, por lo que fuimos a pescar en la zona del nacimiento del Gallegos, si allí donde confluyen desde Chile el hermoso Río Penitente y el Rubens, en donde tuvimos mucha actividad de marrones, muchas peleas divertidas pero las marrones no superaban más de un kilo y medio en lo general.

El río arriba estaba bastante mejor pero las plateadas no aparecían por ningún lado, decidimos regresar río abajo y probar nuevamente cerca de la cabaña, esa tarde Gianluigi capturo varias plateadas pero pequeñas, el igual se sentía contento ya que era la primera vez que tenía del otro lado de su línea esta hermosa trucha migratoria. Al día siguiente al despertarnos nuevamente la lluvia había embarrado todo, al desayunar con Gianluigi, el me dijo que estaba triste ya que llovió toda la noche y pensó que la pesca se había acabado y era su último día para intentar capturar una plateada, como había llovido todo la noche Yo pensé que el río nuevamente se había enturbiado, pero luego de terminar el desayuno decidimos ir a ver el río, porque muchas veces sólo llueve en la zona de abajo y el río se mantiene en buenas condiciones.

Ya había mostrado el día anterior una mejoría cuando el capturo las pequeñas plateadas, al chequear el río y ver que este estaba incluso mejor que el día anterior no dudamos un minuto en cambiarnos y marchar al sitio de pesca, luego de movernos en la camioneta por veinte minutos, empezamos la caminata al río, recuerdo haberle dicho, probaremos en otros pozones que no pescamos, para ver si tenemos mejor suerte, Gianluigi simplemente accedió y me dijo que confiaba en el instinto del guía, al primer lugar que llegamos era una corredera donde hay una hermosa isla, pero no tuvimos suerte sólo unas marrones se prendieron de las moscas, al siguiente lugar, ni bien asomamos vi unos movimientos hermosos en el agua, no eran un rise normal, eran unas corridas de truchas Sea Run Brown Trout… - Hermosas, sí!!!

Era lo que andábamos buscando, le dije a Gianluigi, mi querido amigo, he aquí el lugar donde están todas, observamos el río incrédulos de lo que estábamos viendo, por momentos la calma del agua se veía alterada por unos movimientos preciosos para cualquier pescador, simplemente uno se pregunta ¿de qué tamaño es la trucha que se mueve allí y de cuantos kilo será?, lo más lindo de todo es que no había casi viento, cosa rara en estos lugares, llovía no muy fuerte, pero esa clase de lluvia que al finalizar el día lo deja a uno totalmente empapado, el día estaba muy gris, y no parecía que cambiarían las condiciones, pero a al pasar el tiempo lentamente el cielo empezó a mostrar una leve mejoría.

Gianluigi empezó a cubrir el río con su buen cast, y Yo lo seguía con mi caña, ya que algo… nos esperaba, luego de que el recorrió una buena parte del pozón, Yo ingrese, y a los cinco minutos tenía saltando enfrente mío una hermosa plateada que daba su buena pelea, Gianluigi me miraba con asombró, luego de las fotos y la emoción del momento, sólo me dijo, si Yo pasé por ahí primero pero no tuve suerte, a lo que decidimos sentarnos unos momentos a tomar un cerveza para brindar por esa trucha, luego de una entretenida charla, Gianluigi volvió a empezar y Yo simplemente lo observaba.

Algo me decía que tenga lista la cámara y así lo hice, no pasaron más de dos minutos cuando siento un grito de emoción y entusiasmo, con la cámara lista no dude en sacar fotos cuando la trucha pegó varios saltos, la caña estaba bastante exigida y la trucha ya había sacado la línea, el running, y ya pedía backing, la trucha saltaba y corría rápidamente aguas abajo, en ese momento recuerdo haberle dicho a Gianluigi… - me parece que la robaste porque se sigue escapando- , y Gianluigi instintivamente empezó a seguirla, primero a pasos largos, pero en un momento estaba trotando, y Yo detrás de el con la cámara en la mano!





Cuando nos dimos cuenta estábamos como a 300 metros de donde había picado la trucha, yo no lo podía creer, creo que Gianluigi tampoco, el río en ese lugar era una corredera seguida luego de una gran curva que era un pozón, esa curva del lado que nos encontrábamos era puro barro y casi imposible de caminar, en tanto analizando la situación y sin poco tiempo para pensar porque la trucha seguía escapando y saltando, Gianluigi me preguntó que hacíamos, Yo no dude ni un instante y le dije seguí cruzando por acá que así podemos seguirla, la caña seguía doblándose violentamente y la trucha seguía llevando el backing, era algo muy raro, insisto, -yo seguía pensando que estaba robada -, con Gianluigi no nos quedó otra que cruzar el río.
Recuerdo que el agua me llegaba casi al pecho y llevaba mi cámara en lo alto como si me pasará algo en el agua no se me mojaría, por suerte cruzamos sin problemas, y seguimos la trucha caprichosa que no se entregaba, la buena noticia es que ya no saltaba, sólo corría agua abajo, de a poco Gianluigi sintió por primera vez que tenía el control de la situación, me dijo creo que ya se calmo, en tanto en medio de la pampa nos miraban atónitos tres gauchos que estaban montados en sus caballos y detuvieron la marcha para ver cuál sería el resultado de esta lucha, (los gauchos habían quedado del otro lado del río).

Gianluigi empezó a ganar backing, running, y algo de línea, los tirones y la tensión seguían fuerte, y se podría decir que al igual que un boxeador, la trucha se estaba entregando luego de una gran lucha de los primeros minutos, el otro boxeador era Gianluigi que había soportado los saltos, las corridas, el cruce del río de esa trucha caprichosa, cuando ya todo se estaba definiendo a favor del pescador, nuevamente la trucha pegó un par de corridas, como no queriendo rendirse, y finalmente logró arrimarla a la orilla, por lo cual Gianluigi pegó unos gritos de alegría y de satisfacción por el trofeo capturado, una hermosa plateada.







Las fotos publicadas hablan por sí solas, saquen sus propias conclusiones, Gianluigi me dijo: Loro he pescado en muchos lugares, muchas clases de peces, pero nunca en mi vida he tenido una pelea de esta categoría, realmente cuando busque la mosca pensé encontrarla en cualquier parte del cuerpo de la trucha, pero me equivoqué, tenía la mosca perfectamente clavada en el labio, era algo increíble, en mis años de pescador y de guía nunca he tenido que cruzar el río para seguir una trucha en la pelea, era asombroso ver saltar esa trucha, y la velocidad con la que sacaba running y luego backing, fue algo realmente asombroso, estoy muy contento de que Gianluigi haya tenido la experiencia necesaria, la paciencia, y la destreza para sobrellevar la situación y haber logrado para lo que Él me confesó, su mejor captura, me dijo, Loro, esto no me pasó nunca, pero es la primera vez en mi vida que tengo miedo de perder una trucha, primero por la violencia del pique, y luego por la gran pelea, haciendo memoria como dije antes, no recuerdo haber cruzado el río por capturar una trucha, es difícil de explicar, pero si conocen ese sector del río, cruzar el río era la mejor opción para pelearla, bueno mis queridos pescadores amigos, les agradezco haber compartido una vez más otro relato de pesca en el Río Gallegos, el Río de los Bonus!!!.

Héctor “Loro” Acuña, Guía de Pesca, hgacuna@hotmail.com
Prestador de Servicios Turísticos N° 1000/07 Provincia de Santa Cruz – Patagonia Argentina.-


www.Pescador.cl