Pescador


Inicio
Editorial
Reportajes y Artículos
Moscas
Entomología
Fotografía de Pesca
Enlaces
Contacto

Fly Fishing the Run Los Roques
Hace un par de años que estaba con la idea de conocer el Archipiélago de Los Roques en Venezuela, afamado por su pesca de pez ratón (macabí-bonefish). Los reportes de pesca de permit en la zona terminaron por convencerme. Deseche algunas salidas de salmónideos, empaqué mis cañas #6, #9,#10 y #12, docenas de moscas -gotchas, crazy charlie, christmas special, bitters y gummys-, a lo que sumé mis ya inseparables Avalon Fly.




Respecto del archipiélago se ha escrito mucho, una rápida mirada por Wikipedia y Google les puede entregar información al respecto. Para nosotros los pescadores con mosca Los Roques tiene características muy atractivas, ya que se encuentra en la zona del caribe de menor impacto de huracanes, que se traduce en pesca todo el año. Pese a ello, como todo destino tiene sus consideraciones respecto de las mareas y la mayor o menor concentración de especies en un mes determinado.




A continuación les dejo una secuencia de fotos de lo que puede ser un día de pesca en Los Roques, desde que ubicamos la “escuela” de pez ratón hasta la fotografía final.


Escuela de pez ratón (al fondo en negro)


Escuela a distancia de lanzamiento


Lanzamiento a 10 metros


Pueden ver como "salta" la linea con estos misiles plateados


Pez ratón capturado


Los Permit de Los Roques

Estábamos en el último flat antes de regresar buscando pez ratón, comentábamos como hubiese sido la pelea del Permit que tomó y que perdimos al girarse la mosca al medio día. Para ser sincero estábamos más centrados en los cuentos de Permit que en las escuelas de ratones que nos rodeaban. Entre historias de Las Marquesas USA y los Jardines de la Reina Cuba, devolvíamos al agua peces de 4 y 5 lbs. como si fueran “nada”.

De pronto el guía grita Permit ¡¡¡ Permit ¡¡¡ dando saltos silenciosos sobre el agua toma la línea de mi caña #6 que flotaba a mi costado y me insta a caminar rápido hacía el bote donde teníamos la caña #9. Tan solo a 40 mts veíamos como el Permit recién entrando al bajo nadaba levantando su cola (tailing) cada vez que tomaba algo del fondo……”es enorme ¡¡¡¡¡” exclama, mientras seguíamos a pasos rápidos como pisando huevos. De pronto altera su ritmo - que raro no - y avanza unos 30 mts. en paralelo a nosotros con dirección al bote. Me pide que corramos por la caña grande y le digo que me deje lanzarle, si sigue nadando llegará a la embarcación y se espantará.
Deja caer al agua la línea de mi #6 atada con una charlie con doble pata de conejo muy parecida a la Avalon Fly, preparo el lance de unos 16 o 18 mts, dos falsos cast, cae y me quedo corto (bien corto)…. el guía agazapado pasos delante mío grita, lánzale otra vez que lo vamos a perder ¡¡¡. El Permit vuelve a colear tomando algo del fondo……respiro profundo (no me crean, casi no respiraba), dejo que cargue mejor la línea atrás, forward cast y cae la mosca con su leader estirado 1,20 mts en frente. Dejo que hunda, la muevo para tensar la línea y el guía me dice déjala que la va a tomar......milésimas de segundos después veo que nada, se clava y levanta su cola, con mi mano izquierda tiro de la línea hasta sentir el pez, al unísono me gritaban clávala ¡¡¡ levanto la caña viendo como la línea salpica agua para terminar en una tensión indescriptible……..así es, había clavado un Permit de unas 25 lbs de gran cola negra con mi caña #6 para bonefish…. tremendo lío en el que me había metido.
Para hacer el cuento corto .........me sacó todo, en la primera corrida llegó al flat de enfrente a unos 130 mts de donde estábamos.....cuando nos quedaban unas 50 yardas de backing (ocupo caña #6 pero con carrete #8), corrimos al bote mientras le gritábamos al capitán que levantara el ancla. Le perseguimos con motor por al menos 20 min. y de un momento a otro comenzó a correr, el guía dice que busca las piedras (de coral), yo prácticamente no puedo hacer nada, solo afirmar la caña mientras saca backing. En fin, nunca tuvimos control, a pesar de soltar el freno para que no cortara en los corales , lo logró dejándonos ansiosos y exaltados...........de terror ¡¡¡¡¡ Fotos obviamente no hay, solo el recuerdo de esas colas negras que hoy alteran mi sueño.