Pescador


Inicio
Editorial
Reportajes y Artículos
Moscas
Entomología
Fotografía de Pesca
Enlaces
Contacto

Permit...#18 #19 #20 #21 #22 … and counting !!!
Key West, es un lugar muy especial para mí. Mi segundo destino elegido para pesca en Salt Water, en febrero del 2009, con experiencia insignificante, sin saber demasiado lo que me esperaría. Llegué con un frente frío, y solo un día, de 4 posibles, tuvimos posibilidades reales de pescar, conocí los permits y tuve algunos tiros, también una seguida histérica, que hoy sé que fue un pique, en ese momento no le creí al guía, Bill Houze. Regresé de ese viaje con la convicción de no tener las habilidades suficientes para pescarlos y decidido a aprender lo necesario. Con el correr del tiempo nuestra relación se hizo más confiable, y a pesar de que él tiene escasos 31 años y yo 50, ese vínculo está claramente definido como maestro-alumno. El camino de aprendizaje es largo, no se ve el final, cada viaje, cada oportunidad, cada tiro me ha dejado algo. Es el lugar que menos me ha entregado en términos de resultados, al que más he visitado en estos 4 años de obsesión por la pesca de estos demonios! el que más me atrae, muchas veces me he preguntado, porqué regreso? Es tan difícil…








La respuesta está en las sensaciones que me despierta, por momentos me siento un principiante y en otros encuentro la confianza para seguir adelante, cada pequeño avance, que se traduce en tranquilidad, la vivo como un gran logro. No puedo evaluar cuánto he mejorado técnicamente, pero cada vez me siento más adaptado y más cómodo con las situaciones que se me presentan, y eso sí es una gran evolución ¡!

BH siempre me dijo que febrero es su mes favorito para pesca de permits, confiando en su opinión, regresé cada año, siempre me encontré con malas condiciones climáticas, pero seguí apostando…
Este año fue la primera vez que elegí los días de pesca teniendo en cuenta marea y fase lunar, y tuve la suerte de llegar con el clima ideal, despejado, 24 C promedio, viento de entre 20 y 25 km/h. A las 7:30am BH me buscó por el hotel y navegamos 35’ hasta las Marquesas, nuestro lugar favorito, el agua alrededor de todo el cayo estaba totalmente sucia, por el viento de los últimos días. Fuimos a los flats interiores y allí estaba algo turbia pero se veía muy bien.

No habíamos avanzado ni 100m que Bill me dice, “permit at eleven, it’s HUGE”, miro y veo a unos 20 m un permit gigante, uno de los más grandes que he visto hasta la fecha, nada a velocidad media hacia nosotros, hago un tiro que parece muy bueno, la mosca cae a no más de 40cm, pero justo en ese momento empieza a alejarse a la misma velocidad, girando a la derecha, hago un recast y tengo la suerte de presentar la mosca justo delante de su cabeza, Bill me dice “long strip” y vemos que reacciona inmediatamente, siento tensión, y sale a una velocidad increíble, como nunca vi en un permit, mostrando el brillo del flanco y levantando nubes de sedimento del fondo ¡! Por la velocidad, la línea que quedaba se levanta del skiff, vuela y el viento hace el resto… Bill me dice “clear the line ¡!” cuando intento reaccionar se engancha en el fightting butt y CORTA ¡!

Gritamos, yo con sentimientos encontrados, alegría y desazón, nos miramos y tiramos las gorras al piso, jajaja tengo que calmarlo, está conmovido… le digo “it was very big… 25 or 30 pounds?” responde “easily 35 pound plus, may be we missed the record IGFA for 12 pounds tippet ¡!”, fácil más de 35 libras, quizá perdimos el record IGFA para tippet de 12 libras…
Tremenda experiencia, lo perdí por un error, pero creo que no pude haberlo evitado, en esos escasos segundos no puedo tomar decisiones, hago lo que me dicta el instinto, y no alcanzó, quizá la próxima vez pueda estar más atento y sepa resolverlo…

Pusimos una mosca igual y comenzamos otra vez, en la siguiente hora tuvimos otras 4 oportunidades con peces de más de 20 libras, en todos los casos reaccionaron pero no tuvimos pique.- Me sentía bien, confiado, todos los tiros eran buenos, obvio que todo ayudaba, la excelente visibilidad me permitía anticipar las situaciones, avanzábamos hacia el oeste para tener el sol a nuestra espalda, lo que hacía que tuviera el viento sur sobre mi hombro izquierdo, y creo que la velocidad del viento que hacía pequeñas olas y el agua algo turbia hacían más confiados a los permits.

A las 9:30 veo un par viniendo desde la izquierda, rápidamente, no alcanzo a avisarle a Bill, hago el tiro y el elegido va decididamente hacia la mosca, strip strike, tensión y a preocuparse por la línea ¡! Esta vez su velocidad es normal, luego de 10’ eternos tenemos un hermoso pez de unas 15lbs en la mano, gritos, saludos, fotos y al agua, nos notábamos más relajados, el perdido no dolía tanto…



La actividad seguía consistente, cada 10’ o 15’ alguna oportunidad se presentaba, cada vez estaba más cómodo, sentía que cada tiro podía ser una captura. En las siguientes 3 horas tuvimos otras 7 oportunidades, logrando otro permit de unas 8 lbs, tirando sobre otro double.

Cuando la marea nos empezaba a dejar sin oportunidades cruzamos otro buen ejemplar, hago otro tiro con posibilidades, va hacia la mosca, la observa, se aleja como espantado un par de metros, regresa y la toma agresivamente, otra vez a mantener la línea limpia y a pelear, fueron más de 15’, cuando lo subimos sabía que era mi record ¡ Bill me dice que debe tener unas 20lbs, por costumbre, porque no tengo ningún elemento para calcular su peso por mi falta de experiencia, le digo para mí 18/19, me mira asombrado, no dice nada, fotos, le da un beso en la boca y al agua. Nos quedamos charlando un rato, relajados, felices, sabiendo que ese día era lo que habíamos buscado por mucho tiempo y quizá nunca se repetiría…

Emprendimos el regreso pasando por un par de spots buscando tarpons, no los encontramos, el día perfecto había concluido.
El día siguiente se presentaba igual en el pronóstico, era inevitable ilusionarse. Cuando BH pasa por mí a las 7am, coincidimos en intentar no relajarnos y estar enfocados y esforzarnos más que el día anterior, es normal confiarse después de lo que experimentamos.

Iniciamos el día buscando tarpons, sin resultados, entonces pusimos proa a las marquesas otra vez, para mi sorpresa, el día se veía despejado como el día anterior pero había mayor humedad y una nube alta muy poco densa cambió por completo la visibilidad, toda la mañana hubo mucho brillo, las oportunidades que tuvimos, las perdimos porque veíamos a los peces muy cerca y se espantaban. Nunca más veraz la afirmación, “cada día es diferente en el Salt water”.

Después de las 11 las condiciones cambiaron, un poco más de viento y mayor visibilidad nos permitieron aprovechar mejor las chances. Vimos un permit a unos 25m, dejamos que se acerque y un buen tiro hizo que se decidiera a tomar la mosca, con toda la cola afuera, clavo, tensión, gira y se desprende, era bueno… esperanzas renovadas ¡

Cerca del mediodía, con la marea bajando, intentamos en un flat que se orienta de sur a norte, tratando de encontrar los permits saliendo del flat, muy cerca del borde, el viento estaba fuerte y había girado soplando desde el sudeste, sobre mi hombro derecho.

En la primer pasada, logramos que nos siga otro single. Regresamos para recorrerlo otra vez, cuando está levantando el motor, veo un permit no muy grande viniendo hacia nosotros y en dirección a las aguas profundas, muy rápido, hago un tiro de más de 20m, con el viento desde la derecha, usando mi cast belga que tanto odia Bill, con un back cast casi pegado al agua y el forward cast muy alto, horrible, pero sin riesgos… jaja BH grita “Killer shot” y la mosca cae en la boca del permit, que la come sin dudar, gritos y festejos se renuevan, fotos y al agua ¡!

En la próxima hora y media logramos otro, un poco más grande, con un tiro parecido pero más corto, que nos llevó a pelear en aguas profundas y pasó 3 o 4 veces por debajo del skiff, haciéndonos sufrir por la caña y la posibilidad de corte. Luego, otros dos siguieron la mosca con insistencia sin tomarla.

Regresando, BH me decía que febrero es así, una apuesta fuerte, si estás entre dos frentes fríos las chances son importantes, más que nunca creo que tiene razón ¡! 5 de 7 ¡! Superó cualquier sueño.

El tercer día, lucía nublado, fuimos temprano por tarpons, vimos algunos, está comenzando tibiamente la migración, sólo tuvimos un tiro muy largo, sin respuesta. En la siguiente hora y media con algo de sol, tuvimos 4 tiros a permits, con marea muy baja, muy nerviosos, se espantaron rápidamente.

A las 11 estábamos en la Marina, cancelamos la salida del cuarto día por tormenta, adelanté mi regreso a Miami un día y medio, pero qué podía importar???????



















Saludos.

Carlos Cortez.
Staff Flyfishingtherun.com
Textos: Carlos Cortez.
Fotografías : Carlos Cortez / Bill Houze.
Todos los Derechos Reservados © 2013.-


www.Pescador.cl