Pescador


Inicio
Editorial
Reportajes y Artículos
Moscas
Entomología
Fotografía de Pesca
Enlaces
Contacto

Cayo Cruz, Cuba.-
Hace varios meses, cuando Cristián Rodríguez Oro, de Fly Fishing The Run, me propuso conocer Cayo Cruz, no dudé un segundo en tomar la decisión de ir a ese nuevo destino operado por Avalon en Cuba.
A los pocos días se habían subido al viaje amigos y conocidos cercanos, todos con el objetivo de perseguir las palometas que prometían esas aguas. Así fue como el grupo quedó conformado por Kevin, un pescador que conocí en México hace dos años y logramos mantener contacto cumpliendo el compromiso que nos habíamos impuesto, Seba Jance, a quién conocí a través del Foro de P&D y hemos compartido muchos emails con información de equipos y lugares relacionados con esta especie, Pablo Calvo, a quién conocí a través del foro P&D y afectos en común, y con quién no dejamos de hablar de cangrejos y palometas, Gabriel Gonzalo, a quién conocí en la costa del río Santa Cruz y se convirtió en un gran compañero, y mi gran amigo Daniel Llaneza, con el que me une el mayor de los afectos, forjado durante 45 años de compartir experiencias.
Es muy difícil no caer en el lugar común de hablar maravillas del grupo, no lo voy a hacer, pero sepan que no hubiera sido fácil encontrar adjetivos para describirlo. En este viaje hay muchas cosas para resaltar, las bondades del lugar y el servicio, la capacidad de adaptación de Kevin para compatibilizar con los hispano-parlantes sin conocer el idioma, el sentido del humor de Gabriel y Daniel, la sencillez y el buen criterio de Seba, la pasión de Pablo, pero lo más destacable fue la reafirmación de la eficacia del CALVO CRAB.

La noche anterior al primer día de pesca pregunté a cada uno con qué mosca empezaría, la elección casi unánime fue para el pattern creado por nuestro amigo. No fue tarea fácil, cada guía tiene su librito apoyado en experiencias previas, el Flexo Crab y el Sideswiper tienen muchos fans allí, pero nos impusimos… a pesar de los gestos de reprobación…

Fueron 8 capturas durante una semana difícil, 7 con el Calvo Crab blanco #4, hubo otras 2 o 3 tomadas que no se concretaron sobre la misma mosca. No crean que fue la única que usamos, cuando se tornaron esquivas, cada uno de nosotros probó con todo lo que traía encima, lo que le agrega valor a lo ocurrido. Cinco días en los que el viento sopló incesantemente a 35-40 km/h, cielo parcialmente nublado y tormentas, días que entregaron solo alrededor de 3 chances promedio por pescador, con algunas palometas sobre rayas y otras nadando solas, pero cuando lográbamos vencer las limitaciones que nos imponían las condiciones y hacíamos las cosas medianamente bien, casi siempre se mostraban interesadas en nuestro engaño.

La calma del último día contrastó con la fortaleza con que Eolo nos había tratado los días anteriores, el lugar exhibió tesoros que no había mostrado hasta ese momento, solo para hacernos saber que hay mucho más esperándonos en esas aguas.
Extensos bajos de arena, de no más de 60cm de profundidad fueron el escenario principal, luciendo como un verdadero paraíso del pescador de permits. Algunos de nosotros también recorrieron grandes flats vadeando y capturando macabíes solitarios de muy buen porte.

En algún momento hubo tiros sobre sábalos de buen tamaño que nadaban en aguas que las palometas reclamaban como propias, concretándose una captura que significaría un Gran Slam. Una muy buena barracuda quedó retratada después de prodigarse en saltos y corridas. Algunos Jacks hicieron vibrar las cañas y gemir los reeles.

Repito, 8 palometas, innumerables macabíes, 1 sábalo, varios jacks y 1 gran barracuda de Kevin, incluyendo un Grand Slam de Sebastián y la captura de la primera palometa de Pablo Calvo, fuera de programa, lograda cuando el transfer se dirigía a la Casona después de finalizado el último día, son historias que se repetirán por mucho tiempo.
Cañas 8, 9, 10, 11 y 12 sobrecargadas, fueron las herramientas, Sage, Winston, Loomis, Orvis, Beulah, Nautilus, Hatch, Charlton aportaron calidad.
Atrás quedó otro viaje, compartido con grandes afectos, con experiencias que nos han dejado grandes enseñanzas, mejores recuerdos y nos sumerge en un profundo síndrome de abstinencia.




















Por: Carlos Cortez.
Pro. Staff Flyfishingtherun.com
Textos: Carlos Cortez.
Fotografías : Carlos Cortez.
Todos los Derechos Reservados © 2014.-